Jungle Skipper Canteen en Magic Kingdom

◕ Tiempo de lectura: 4 minutos

Inicio » Estados Unidos » Orlando » Walt Disney World » Jungle Skipper Canteen en Magic Kingdom

Skiper Canteen es un restaurante ubicado en la zona de Adventureland en Magic Kingdom.

Servicio: table service

Tipo de cocina: africana, asiática, latina.

Precio: $$

Reserva: recomendable

Mobile Order: no

La ambientación

Según cuenta la historia, Alberta Falls (la nieta del Dr. Albert Falls) se hizo cargo del negocio familiar: Jungle Navigation Co., que originalmente era una empresa de transporte de carga. Cuando el negocio empezó a ir mal, decidió que la compañía ofreciera Jungle Cruises a los pasajeros. Los cruceros tuvieron tanto éxito que abrió Jungle Skipper Canteen para dar de comer a los pasajeros hambrientos.

Jungle Skipper Canteen

Este restaurante tiene tres comedores y cada uno de ellos tiene una historia particular. El comedor de la tripulación es el comedor principal, en el que encontraremos decoración de artefactos y recuerdos de las rutas, además de un tablón de anuncios y mensajes. La sala SEA (Sociedad de Exploradores y Aventureros) es una pequeña habitación en la que, según la historia, se celebraban reuniones secretas, y es más elegante. Por último, el Salón Familiar The Falls era dónde teóricamente cenaba la familia, por lo que tiene una decoración más familiar con recuerdos de la familia Falls y algunas pertenencias suyas.

Nosotros nos quedamos con ganas de ver los salones más interesantes, y es que nos tocó «el comedor de la tripulación». No está mal pero nos habría encantado haber podido investigar un poquito más.

El servicio

El servicio de Skipper Canteen es table service. En la puerta te atiende una persona para gestionar tu reserva, otra te acompaña hasta tu mesa, y en la mesa llega tu camarera que te acompañará durante la comida.

Llegamos a la puerta con el carrito de bebé, y el hombre que nos atendió nos dijo si lo podíamos dejar fuera. Le preguntamos si era necesario (ya que nuestra peque no estaba muy bien y no creíamos que aguantara toda la comida despierta), a lo que nos dijo que el lugar era estrecho. Así que tuvimos que ir al aparcamiento de carritos de enfrente a dejarlo (no es un aparcamiento del restaurante). Al entrar vimos que nuestra mesa era en un salón amplísimo, sin ningún problema de espacio o estrechez, y nos dio un poco de coraje, porque al final… ¡se durmió mientras comíamos!

Jungle Skipper Canteen

La persona que nos acompañó hasta la mesa hablaba español y fue muy agradable, preguntando de dónde éramos. Fue él quién nos trajo la trona y se llevó la silla que sobraba. Después, en nuestro caso nos tocó una camarera muy dulce, que nos explicó la carta y nos aconsejó bastante bien, a nuestro parecer. Después estuvo muy pendiente de que tuviéramos agua fría durante toda la comida.

La comida en Skipper Canteen

La carta de Skipper Canteen tiene una variedad de comida diferente, aportando toques exóticos de la gastronomía africana, asiática y latina.

No teníamos mucha hambre, porque habíamos desayunado fuerte y tarde. Por eso, nosotros pedimos dos entrantes y un principal. De entrantes pedimos «Falls Family Falafel» ($11) y «Orinoco Ida’s Cachapa» ($13). El falafel estaba muy rico pero la salsa de hummus de edamame con semillas de calabaza le daba un toque riquísimo. La cachapa de cerdo estofado en cerveza con salsa de chile y crema de aguacate estaba espectacular, tierna y sabrosa.

De segundo pedimos Skipper Dan’s Dan Dan Noodles ($26) que iban con una salsa picante con cerdo crujiente, rábanos, pepino y hojas de mostaza en escabeche. Se notaba que el sabor era salsa, y a pesar de estar muy bueno, la salsa era muy líquida y parecía desligada de los noodles. En nuestro caso, como era para compartir, nos pusieron una ración dividida en dos platos distintos, y la verdad que echamos en falta más noodles. El plato, incluso en su conjunto, era justo de tamaño. Si no eres de mucho picante, no es tu plato. La salsa se puede pedir aparte pero nuestra camarera nos recomendó no hacerlo porque no quedaba igual.

Jungle Skipper Canteen

¿Por qué no probamos ningún postre? Porque habíamos leído que no destacaban mucho y que, teniendo Magic Kingdom tantos snacks por descubrir, merecía la pena probarlos fuera. Pero la próxima vez la panna cotta de lima estará en nuestra lista 😉

Puedes consultar su menú aquí.

Precio

El precio de Jungle Skipper Canteen va desde los $9 el entrante más barato hasta los $38 el plato principal más caro, más tasas.

Nosotros pagamos $53,25, propina aparte. Pero en esta comida solo pedimos los platos mencionados, no pedimos bebida.

¿Cómo reservar en Jungle Skipper Canteen?

Reservar en el restaurante Jungle Skipper Canteen es bastante sencillo, y no suele tener problemas de ocupación. Aún así te recomendamos reservar si tienes claro que irás. Podrás hacerlo 60 días antes a través de la aplicación de Disney World.

Si no consiguieras reserva, o quieres arriesgar hasta el último momento para decidir si quieres ir, existen las «Walk-up list». Estas son unas listas de espera, en las que te apuntas mediante la app o en persona, y te dan un tiempo orientativo sobre cuando podrías tener mesa. Cuidado porque muchas veces pone «Walk-up List is at capacity», que quiere decir que la lista ya está llena o que hay demasiadas reservas y no abrirán la lista.

Truco: para ser el primero en reservar, piensa que se activa dos meses antes a las 06:00h de la mañana (horario de Orlando), que en España serían las 12h del mediodía de ese día. Ponte una alarma para no olvidarte 🙂

Conclusión

No hemos podido visitar absolutamente todos los restaurantes de Magic Kingdom, pero Jungle Skipper Canteen se ha convertido para nosotros en el mejor restaurante en Magic Kingdom que hemos probado.

La razón es que la comida es diferente, está muy pensada y elaborada. El ambiente dentro del restaurante era súper familiar y cómodo. El precio nos pareció bastante razonable para la calidad y la elaboración. Nos quedamos con ganas de probar más platos, más sabores. Sin duda, volveremos en nuestra próxima visita a Disney World.

Deja un comentario