Viajar a la Selva Negra: Guía Completa de Preparativos y Consejos

◕ Tiempo de lectura: 10 minutos

Inicio » Europa » Alemania » Selva Negra » Viajar a la Selva Negra: Guía Completa de Preparativos y Consejos

La Selva Negra, conocida en alemán como Schwarzwald, es una región fascinante en el suroeste de Alemania que atrae a visitantes de todo el mundo con sus paisajes impresionantes, su historia y su cultura. Aquí encontrarás una guía detallada para ayudarte con todos los preparativos para viajar a la Selva Negra y así asegurar de que tu experiencia sea inolvidable.

¿Cuántos días necesito para visitar la Selva Negra?

En primer lugar deberás saber cuántos días vas a poder viajar a la Selva Negra. La cantidad de días necesarios depende en gran medida de tus intereses, el ritmo de viaje que prefieras, y qué tan profundo desees explorar. Consideramos que mínimo 4 días para hacer una escapada corta, aunque lo ideal serían unas cuantas noches más.

Viaje Corto (3-4 días)

Un viaje de 3 a 4 días te permitirá saborear la esencia de la Selva Negra, pero se limitará a visitas a los puntos o pueblos más destacados. Podrías elegir una base, como Friburgo o Baden-Baden, y realizar excursiones desde allí. Este itinerario es ideal si solo buscas una breve escapada a la naturaleza o una introducción a la región.

Viaje Medio (5-7 días)

Con 5 a 7 días a tu disposición, puedes explorar con más profundidad, visitando una variedad más amplia de destinos y disfrutando de actividades variadas sin prisas. Te permite absorber la cultura local, probar la gastronomía regional y realizar algunas rutas de senderismo (como el Lotharpfad) o ciclismo por el Parque Nacional de la Selva Negra. También puedes considerar incluir el parque temático Europa-Park, las cascadas de Tilberg, y Freudenstadt.

Viaje Largo (8-14 días)

Un itinerario de 8 a 14 días es ideal para los viajeros que desean una experiencia completa, relajada y sin restricciones de tiempo. Puedes visitar casi todos los rincones de la Selva Negra, participar en actividades y excursionismo al aire libre, y tal vez incluso explorar regiones vecinas de Suiza o Francia.

Cómo llegar a la Selva Negra, la elección del aeropuerto

El segundo paso en tu lista de preparativos de viaje debe ser decidir cómo llegar a la Selva Negra. Dependiendo de tu ubicación en España, hay varias opciones de aeropuertos que ofrecen conexiones convenientes:

  • Karlsruhe / Baden-Baden (Alemania): Conecta de forma directa con algunos puntos de España mediante Ryanair como Palma de Mallorca, Girona, Valencia, Alicante Sevilla o Málaga.
  • Basilea / Mulhouse / Friburgo (fronterizo): Conecta directamente con todas las islas, Santiago, Málaga Barcelona, Madrid, Valencia y Alicante con EasyJet
  • Estrasburgo (Francia): pocas frecuencias desde Mallorca, Barcelona y Málaga, más desde Madrid.
  • Stuttgart (Alemania): Muchas frecuencias desde varios puntos de España, especialmente desde las Islas Baleares y Canarias, la Comunidad Valenciana, Barcelona, casi todo con Vueling y Eurowings.
Viajar a la Selva Negra Aeropuertos

Para encontrar vuelos baratos, el mejor truco que podemos dar, es comparar todas las opciones que puedas: fechas, con escalas o directo, las compañías… Nosotros siempre usamos Skyscanner como herramienta de comparación de vuelos

Planificar tu ruta desde el aeropuerto hasta tu destino final en la Selva Negra es un paso crucial, y debería influirte también en tu decisión las zonas que quieres acabar visitando.

Zonas que visitar: descubre la Magia de Cada Rincón

Finalmente, elegir qué áreas visitar puede ser una incógnita si no sabes por dónde empezar. La Selva Negra es vasta y variada, así que aquí te presentamos algunas opciones para considerar.

  1. La Auténtica Selva Negra: Vive la experiencia completa explorando los densos bosques, los encantadores pueblos y los paisajes de ensueño que hacen famosa a esta región.
  2. Selva Negra + Alsacia Francesa: Combina lo mejor de dos mundos sumergiéndote en la naturaleza de la Selva Negra y descubriendo la rica cultura y la historia de la Alsacia francesa, con pueblos como Colmar, Eguisheim, y Estrasburgo.
  3. Selva Negra y Alrededores: No te limites solo a la Selva Negra. Los alrededores también tienen mucho que ofrecer, con numerosas atracciones y lugares de interés, como el lago Constanza (compartido con Suiza), Basilea, Stuttgart o el Castillo de Hohenzollern.

Si deseas entrar más en detalle sobre nuestra ruta concreta, te aconsejamos consultar cómo organizamos nuestra ruta de 7 días por la Selva Negra.

Alojamientos: encuentra el lugar perfecto para descansar

Elegir el alojamiento adecuado es otro de los preparativos de viaje esenciales. La Selva Negra ofrece una amplia variedad de opciones, desde hoteles de lujo hasta acogedoras cabañas en el bosque. Considera cuántas bases deseas establecer durante tu viaje y si prefieres quedarte en un solo lugar y hacer excursiones diarias, o si prefieres moverte y explorar diferentes áreas e ir avanzando.

En nuestro caso hicimos una ruta en la que cambiábamos casi cada día de hotel. Así pues, probar y ver los diferentes hoteles también se convierte en una actividad divertida dentro de este tipo de viajes. Nuestra recomendación es que, al menos, pares a dormir en Baden-Baden y en Friburgo, las dos ciudades más importantes de la Selva Negra. A continuación te dejamos los hoteles que recomendamos de nuestra ruta, contratados a través de Booking.com:

presupuesto viajar a la selva negra

Holiday Inn Express Baden-Baden en Baden-Baden
(3 ⭐️): 233,20€ (tras impuestos) por 2 noches

presupuesto viajar a la selva negra

Hotel Krone en Freudenstadt
(3 ⭐️): 115€ (tras impuestos) por 1 noche

presupuesto viajar a la selva negra

Stadthotel Freiburg Kolping Hotels & Resorts en Friburgo (3 ⭐️): 245,68€ (tras impuestos) por 2 noches

Época y climatología

La Selva Negra es encantadora durante todo el año, pero la época en la que decides visitar puede tener un gran impacto en tu experiencia. Los inviernos son fríos y nevados, perfectos para los deportes de invierno y los mercadillos navideños; mientras que los veranos son más cálidos y propicios para el senderismo y otras actividades al aire libre. Considera qué clima te conviene más al hacer tus preparativos de viaje, y así asegurarte de meter en la maleta la ropa y el equipo adecuados.

  1. Primavera (Marzo – Mayo): Es un tiempo primaveral, donde la naturaleza despierta. Las temperaturas son frescas, promediando entre 8°C y 17°C, y el paisaje florece en un espectáculo de colores. Ideal para senderismo y disfrutar de la naturaleza sin las multitudes del verano. Fue la época en la que nosotros viajamos y el clima fue perfecto.
  2. Verano (Junio – Agosto): Con temperaturas cálidas, de 20°C a 25°C, es perfecto para actividades al aire libre como nadar en lagos naturales y explorar sus frondosos bosques. Es la temporada alta, por lo que se recomienda reservar alojamiento con antelación.
  3. Otoño (Septiembre – Noviembre): Ofrece un paisaje de colores cálidos, y es una época perfecta para los amantes de la fotografía. Las temperaturas comienzan a enfriarse, especialmente hacia noviembre, pero aún hay muchas oportunidades para explorar al aire libre.
  4. Invierno (Diciembre – Febrero): Transforma la región en un paraíso invernal, ideal para deportes de nieve. Los mercados navideños añaden un encanto especial, aunque las temperaturas pueden ser muy frías, a menudo cayendo por debajo de 0°C.

Viajar a la Selva Negra es maravilloso en cualquier época del año; tu elección dependerá de las actividades que más te interese hacer, y de la experiencia que busques vivir en esta diversa región alemana.

Coche de alquiler, casi imprescindible al viajar a la Selva Negra

Alquilar un coche es sin duda la mejor manera de descubrir la Selva Negra, ya que ofrece la libertad de explorar este extenso territorio a tu ritmo. Hacerlo con transporte público sería bastante complicado y lento, así que no lo solemos recomendar.

Aquí tienes algunos consejos para facilitar tu experiencia de alquiler de coche y disfrutar al máximo de tu viaje:

  • Para obtener las mejores tarifas y asegurarte la disponibilidad del tipo de vehículo que prefieres, es recomendable reservar tu coche de alquiler con antelación, especialmente durante la temporada alta. Eso sí, después puedes ir revisando el precio por si surgiera alguna oferta más tentadora.
  • Considera el tamaño del coche en función del número de personas que viajan contigo y la cantidad de equipaje que vayas a llevar. Además, ten en cuenta el tipo de rutas que planeas hacer; algunos caminos de la Selva Negra pueden ser estrechos y sinuosos.
  • Revisa las opciones de seguro que ofrece la compañía de alquiler. Es importante estar protegido ante cualquier eventualidad y, por eso, siempre recomendamos llevar seguros a todo riesgo. Eso sí, revísate bien qué te están ofreciendo para no pagar de más si tú no quieres, ya que es típico que en la oficina te intenten vender algo más.
  • Alerta con las señales, radares y cámaras. En algunos pueblecitos puedes encontrarte con límites de velocidad muy estrictos, controlados por cámaras. Lo sabemos porque a las pocas semanas del viaje nos llegó una multa remitida por el rentacar, por exceder la velocidad permitida en un pequeño pueblo.
  • Imprescindible usar aplicaciones de navegación como Google Maps para encontrar las mejores rutas y actualizaciones de tráfico en tiempo real. Con ellas, te será muy difícil perderte.
  • ¿De viaje con niños pequeños? Asegúrate de añadir en tu reserva los alzadores, sillitas o maxicosis que te hagan falta. O bien llévate tu sillita de casa, nosotros utilizamos una plegable.
  • Si vas a viajar en una época en la que haya nevado o vaya a nevar, asegúrate de llevar cadenas (y aprender a ponerlas), por si acaso.
  • La mayoría de los pueblos y atracciones turísticas de la Selva Negra cuentan con áreas de estacionamiento designadas. Muchas son gratuitas, mientras que otras requieren pago. Lleva efectivo y monedas para los parquímetros.

Conducir por la Selva Negra es una experiencia en sí misma. Las carreteras te llevarán a través de bosques densos, valles encantadores y pueblos pintorescos. Hacer paradas espontáneas para contemplar las vistas es también otra forma de sumergirte en la belleza natural de esta región.

Te recomendamos que compares las diferentes empresas de rent-a-car, especialmente las más conocidas (Sixt, Enterprise, Avis, etc.), ya sea con algún comparador como Rentalcars, o desde sus propias páginas web. En nuestro caso, reservamos con Sixt y la experiencia fue buena, incluso nos concedieron un coche que era una categoría superior al que habíamos contratado.

Alquilar un coche te da la oportunidad de vivir la Selva Negra de una manera única y personalizada. Con preparación y cuidado, puedes asegurarte una ruta memorable atravesando uno de los paisajes más bonitos de Alemania.

Organizando tu viaje a la Selva Negra: Documentos Necesarios

Si vas a viajar a la Selva Negra desde España, será todo muy fácil ya que al ser parte de la Unión Europea, podrías incluso prescindir de llevar tu pasaporte.

Para los que viajan hacia la Selva Negra desde destinos fuera de la UE, es recomendable hacer una parada en la embajada alemana de tu país para verificar los documentos necesarios para tu viaje, o bien en la página web de tu Ministerio de Exteriores.

¡Por cierto! Si planeas alquilar un coche durante tu estancia: no olvides tu permiso de conducir. Aunque pueda parecer evidente, la emoción del viaje a veces nos juega malas pasadas, y olvidarlo puede complicarte los planes de conducción.

Horarios de comida

Entender y adaptarse a los horarios de comida en Alemania es clave, y es que los alemanes tienen horarios donde lo hacen todo mucho antes que los españoles.

Por ejemplo, la comida se sirve normalmente entre las 12h y las 14h. Esto significa que es raro encontrar restaurantes que sirvan comida más tarde de las 14h. Lo mismo pasa con las cenas, que normalmente se sirven entre las 18h y las 20h. Por tanto, hay que adaptar las rutas y horas de viaje para no quedarte sin poder comer en algún restaurante. Así pues, es probable que tengas que empezar los días madrugando, e irte a dormir más pronto de lo habitual.

Hablando de comer, ¿te gustaría saber más sobre la comida típica de esta región? Te lo contamos todo en el post sobre comidas típicas de la Selva Negra.

Actividades varias a realizar

Aprovecha tu viaje a la Selva Negra no solo para ver pueblos y paisajes, sino para realizar algunas actividades entretenidas e interesantes. Cuando estés preparándote para viajar a la Selva Negra, es el momento para investigar todas estas posibilidades y ver si te interesan o no.

Europa-Park, un parque temático emocionante

No dejes pasar la oportunidad de visitar el parque temático Europa-Park. Situado en Rust (Baden-Würtemberg), es el parque temático más grande de Europa después de Disneyland París. Con más de 100 atracciones y espectáculos repartidos en 18 zonas temáticas basadas en países de Europa, ofrece una experiencia única que fusiona la emoción de las montañas rusas con la cultura y la gastronomía de diferentes países europeos. Es un lugar ideal para familias, grupos de amigos y aficionados a las emociones fuertes que buscan explorar lo mejor de Europa en un solo lugar.

Vogtsbauernhof, donde aprender todo sobre la región

Otra experiencia genial es el Museo de la Selva Negra, o «Vogtsbauernhof». Es una ventana única al pasado rural de la región. El museo está ubicado en Gutach, y ofrece una experiencia inmersiva en la vida, la arquitectura y las tradiciones de la Selva Negra desde el siglo XVI hasta el presente. A través de sus casas de campo originales, cuidadosamente trasladadas y reconstruidas en el sitio, los visitantes pueden explorar las viviendas, graneros, molinos y talleres que narran la historia de sus habitantes.

Planes para relajarse

La Selva Negra también es famosa por sus baños termales y balnearios. Lugares como Baden-Baden, Bad Wildbad, y Badenweiler, entre otros, son conocidos por sus elegantes balnearios que ofrecen una amplia gama de tratamientos, desde baños termales, masajes, terapias de relajación hasta programas de bienestar integral. Visitar uno de estos balnearios puede ser una experiencia relajante y rejuvenecedora, aunque costosa, que complementa a la perfección cualquier viaje a esta región.

Deslizarse por las montañas de la Selva Negra

Si en vez de relajarte, quieres pasar un rato divertido y excitante, a bajo coste, no pases de largo de algún «Sommerrodelbahn«. Los «Sommerrodelbahn», o toboganes de verano, son una de las atracciones más emocionantes y familiares que puedes encontrar en la región suroeste de la Selva Negra. Son una forma única y emocionante de disfrutar del paisaje montañoso, permitiéndote bajar a través de bosques y colinas en trineos controlados por uno mismo. En nuestro caso, fuimos al de Gutach, aunque también estuvimos a punto de ir al de Todtnau.

Seguridad al viajar a la Selva Negra

Al ser parte de Alemania, viajar a la Selva Negra te permite contar con la cobertura de la tarjeta sanitaria europea. Sin embargo, hay ciertos gastos que no están cubiertos y que solo un seguro de viaje completo puede garantizar. Confiar únicamente en la tarjeta sanitaria europea no es suficiente para una tranquilidad total mientras exploras la Selva Negra. Nuestro consejo es no arriesgarte a comprometer tus vacaciones, ya sea en el país más remoto del mundo o en un país europeo.

Una de nuestras primeras acciones tras adquirir cualquier billete de avión es asegurarnos de contratar un seguro de viaje adecuado. Especialmente desde que viajamos con nuestra hija, no nos conformamos con cualquier opción de seguro; intentamos buscar la mejor relación calidad-precio en el mercado, que consideramos que es IATI Seguros, empresa con la que confiamos siempre en nuestros viajes por su dilatada experiencia y por sus precios competitivos.

Para nuestros seguidores, tenemos un beneficio adicional: un descuento del 5% al contratar tu seguro de viaje.

Este descuento no solo te permite viajar con mayor seguridad y un precio más económico, sino que también apoyas la continuidad de nuestro blog. Si estás considerando la opción de contratar con cancelación, deberás hacerlo antes de los 7 días posteriores de la compra de tus vuelos.

Prepárate para Vivir una Experiencia Única

Con los preparativos de viaje adecuados, tu visita a la Selva Negra seguro que será una experiencia increíble y memorable. Desde la planificación de tu ruta y la elección del alojamiento, hasta la elección de las mejores épocas para visitar, cada detalle cuenta. Así que toma nota, y prepárate para sumergirte en la magia de la Selva Negra. ¡Buen viaje!

Deja un comentario