Estafa en el metro de París

| ,

Inicio » Francia » París » Estafa en el metro de París

Este artículo nos da mucha pena hacerlo, porque quiere decir que hemos sido víctimas de una estafa, y también porque quiere decir que hay personas que se dedican a aprovecharse de turistas que necesitan ayuda. Pero sí, a pesar de la extrema desconfianza que solemos tener de todo aquel que se nos acerca normalmente, sufrimos una estafa en el metro de París. Te contamos todos los detalles a continuación para que tú no lo vivas en tu viaje a París.

El día de antes…

El cuarto día de nuestro viaje a París, cogimos un RER de Disneyland París al centro de París. Para ello, nos dirigimos a las máquinas de tickets, pero no sabíamos que tipo de billete debíamos comprar, por lo que pedimos ayuda a una chica que había allí con un chaleco de color y unas credenciales colgadas del cuello del mismo color, que habíamos visto que ayudaba a otra persona delante nuestra. La chica muy amablemente nos ayudó a sacar nuestros tickets de la máquina y, sin ningún problema, cogimos nuestro tren y llegamos al destino.

La máquina del metro

Teníamos hora para entrar al Louvre a las 09:30h y nosotros estábamos bajando al metro a eso de las 09:25h (complicaciones de ir con un bebé!). La cosa es que bajamos a las máquinas del metro para coger nuestro primer billete y al ver los distintos tipos de billetes de metro nos quedamos un poco paralizados, también un poco fruto de las prisas, para qué engañarnos. En ese momento, se nos acercó un chico que llevaba colgado del cuello lo que parecían sus credenciales con el cordón del mismo color que las máquinas del metro y hablando un estupendo inglés. Dimos por hecho que, igual que la chica del día anterior, trabajaba para ayudar a la gente en las máquinas y agilizar el proceso.

Le dijimos que queríamos dos billetes sencillos de metro, así que nos mostró en pantalla que cada billete sencillo era 7,90€ (primer engaño). Le dijimos que nos parecía muy caro, y nos dijo que sí y que, por eso, solía merecer la pena coger billetes ilimitados de los días que estuviéramos. Nos preguntó cuántos días íbamos a estar y puso en pantalla el precio de lo que iba a costar: 53,20€ dos personas durante tres días de viajes ilimitados en zona 1-3. No está mal.

Haciendo cuentas vimos que podía merecernos la pena, así que saqué un billete de 50€ para meterlo en la máquina, pero la máquina no tenía hueco para insertar billetes, solo monedas (sí, solo tenía hueco para monedas a pesar de que sí existen máquinas para meter billetes). Él dijo que la máquina solo aceptaba monedas, pero que podíamos pagar con tarjeta. Saqué mi tarjeta Mastercard pero él nos preguntó si teníamos la “Card Blueu”, señalando donde se ponía la tarjeta que solo ponía “CB”, la cual no teníamos. Busqué rápidamente con la mirada algún sitio de la máquina que pusiera VISA o MASTERCARD, pero nada. Nos dijo que solo se aceptaba esa tarjeta francesa. Y le creímos.

En ese momento mi marido y yo nos miramos, preguntándonos con la mirada qué hacer, a lo que el chico dijo algo tipo “tranquilos” y pasó su tarjeta por la máquina. Y salieron dos tickets. El chico los cogió y le dio uno a mi marido para que pasara por el torno, y a mi me acompañó por una puerta. Tocó al telefonillo y pidió que nos abrieran, ya que íbamos con un carrito de bebé. Nos acompañó hasta la bajada del metro que teníamos que coger y justo antes de “despedirnos” nos dijo que él había pasado su tarjeta para pagarnos los billetes, por lo que yo le pagué los 53€ dejándome él en la mano 1€ extra que había sacado porque no tenía los 0,20€ (¡qué majo!). Hasta ahí todo bien.

Ticket de día ilimitado

Después de un día agotador por el centro de París, quisimos volver en metro hasta nuestro hotel. Entramos en la estación de metro y fuimos a pasar los tickets, que yo había guardado con tanto cariño durante todo el día en un bolsillo especial de mi mochila. Pero como imaginarás… al pasar los tickets por el torno: no funcionaban. Nos había quedado un resquicio de duda de si se habría aprovechado de nosotros, y se confirmó.

Nos dirigimos a la ventanilla donde había una mujer y le dijimos que nuestros tickets no funcionaban, los cogió y los miró en el ordenador. En el ordenador figuraba que los habíamos utilizado esa mañana y que, además, eran dos billetes de tarifa reducida. Es decir, le costó 0,60€ los dos billetes de metro. La gran estafa en el metro de París. O así nos sentimos nosotros.

Al decirle que habíamos comprado un ilimitado de 3 días de la máquina, y que un chico que trabajaba para ellos nos había ayudado a sacarlos, nos preguntó si el chico llevaba chaleco, y nos dimos cuenta de que no llevaba el chaleco, pero sí unas credenciales colgadas del cuello. Nos aclaró que lo que llevara colgado del cuello daba igual, y que tenía que llevar el chaleco de la empresa puesto, ya que todo lo otro podía ser falso. Nos comentó que era algo frecuente, y nos riñó por no acudir a la ventanilla desde el principio… ya nos hubiera gustado saberlo y no ser víctimas de una estafa en el metro de París.

Para que a ti no te estafen en el metro de París

En el metro hay ayudantes en nómina, pero esas personas tienen que llevar un chaleco del color de la empresa. Solo os podéis fiar de esas personas, y aún así con mucho cuidado (te contamos la estafa de algunos controladores de metro a continuación). Si quieres comprar algún pase ilimitado o similar, te aconsejamos hacerlo en la ventanilla de la estación de metro, a una persona debidamente uniformada.

Te dejamos unas imágenes de cómo tiene que ser el chaleco de las personas que pueden ayudarte y que sí trabajan en el metro RATP. Pero ante la duda, acude siempre a la ventanilla (a pesar de atenderte algunas veces con cara de pocos amigos).

También te dejamos unas imágenes de cómo es el chaleco de los trabajadores que pueden ayudarte en las estaciones de tren SNCF, por ejemplo para ir a Versalles. En este caso es un chaleco de color rojo.

Nos confiamos. O más bien “bajamos la guardia”, sí, pero quién sabe qué habría pasado si no hubiera sido como fue. Igual si en ese momento nos negamos a recibir ayuda, nos habría “robado” de otra manera más desagradable. Nunca lo sabremos. Así que somos de los que piensan que ya tiene una vida bastante miserable para tener que dedicarse a aprovecharse así de las personas.

Otras estafas en París

París es una ciudad preciosa, y por eso atrae a muchísimos turistas, y por lo general es bastante segura. Pero por desgracia hay gente que se dedica a aprovecharse de los turistas que visitan la ciudad, y lo hacen de diferentes maneras. Te contamos algunas de las maneras que hemos visto o nos han avisado.

Los trileros, una antigua estafa

¿Qué son los trileros? Son estafadores callejeros “expertos” en el juego del trile, es decir, el de la pelotita y los tres vasos. Pensarás que eso es muy antiguo para picar, pero sí, aún hay gente que pica.

Especialmente en la zona de la Torre Eiffel vimos muchísimos trileros jugando y haciendo que sus compinches ganaran billetes de 50€ en 50€ para atraer a los transeúntes de la zona a participar en el juego. La verdad es que se creaban pequeños corrillos alrededor del juego. Desconocemos si eran más amigos compinchados creando expectación o realmente eran personas cayendo en la trampa. Escucharás como los compinches hacen mucho ruido cuando ganan (gritando y vitoreando).

Aunque no participes activamente, puede ser que si te unes al corrillo de personas viendo jugar a los trileros, seas víctimas de otra estafa: los carteristas.

Estafa de algunos revisores del metro

¿Revisores del metro como estafa en París? Sí, desgraciadamente parece ser que sí. Nos han dicho que tuvimos suerte de no encontrarnos con este tipo de estafa en el metro de París. Qué bien ¿eh? Te contamos al experiencia de otros turistas.

Dicen que algunos de los revisores del metro hacen las típicas comprobaciones de los tickets, y que al mínimo fallo (normalmente van a por los turistas) te ponen una multa. La típica multa suele ser de personas que no han validado su ticket, por el motivo que sea (aunque sea porque la máquina no funciona. En este caso haced una foto de la máquina por si os puede ayudar en algo).

Vale, hasta ahí todo “bien”, porque digamos que no llevas el ticket legal. La cosa es que los revisores te dicen que si pagas la multa en el momento son 50€, en vez de 100€, tal y como dice la normativa:

“Si viaja sin título de transporte, se enfrentará a una multa de 50€, a los que se sumarán 50€ de gastos administrativos si no la abona en el momento. Si no valida su pase Navigo, se expone a una multa de 5€ si la abona en el momento (recargo de 50€ por gastos administrativos si no la abona en el momento).” Fuente: Transilien SNCF.

Lo que parece que ocurre, es que muchos de ellos piden cobrar la multa en efectivo, y no te dan resguardo de la multa pagada. Entonces legalmente no te han puesto ninguna multa. ¿Y qué pasa con el dinero? Pues ahí está la estafa. Te han pillado con un billete ilegal (aunque haya sido por desconocimiento), pero el dinero se lo pueden quedar ellos. Además, parece que cuando esto ocurre suelen ponerse un poco matones, para intimidar y que sí o sí pagues la multa al momento.

Así que si te hacen pagar una multa, hazlo, pero pidiendo un resguardo de que al menos la multa es para la empresa, y no para el bolsillo del revisor del metro.

Estafa de la pulsera de la suerte

Esta estafa consiste en que una persona se te acerca y te quiere estrechar la mano, preguntándote de dónde eres (“Where are you from?“). Al hacerlo, o dudarlo, te coge del brazo y te engancha una pulsera de hilo que acabará de hacer en tu brazo en tiempo récord. Al hacer esto, has conseguido una pulsera, pero también una deuda. En ese momento te pedirá algo de dinero por esa pulsera que tienes anudada en tu muñeca y que ya no te puedes quitar. Si te niegas se pondrá bastante terco, e incluso agresivo, acercándose también sus amigos que también andan realizando la misma estafa cerca.

En ese momento los nervios te harán sacar lo primero que encuentres en la cartera. No sea que al tener la cartera abierta delante de ellos hagan por fastidiarte del todo el viaje. Así que puede ser que la pulsera te cueste 2€ que 20€.

Nosotros vimos en la zona de la Torre Eiffel a un hombre, con una pulsera sin hacer en la mano, buscando a una víctima. Te dejamos un vídeo de una cámara oculta muy representativa de esta estafa.

Hemos leído, y oído, sobre otras estafas usuales en París, pero que realmente nosotros no hemos vivido o visto, y nadie nos ha contado su experiencia. Por eso hemos preferido contarte las más cercanas y la nuestra propia: la estafa en el metro de París.

¿Y tú? ¿Has sufrido algún tipo de estafa en París? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios para ayudar a otras personas.

3 comentarios en «Estafa en el metro de París»

  1. Navigo unos hijos de p*** ,nos multaron por no tener la foto y nombre en la tarjeta… tarjeta que nos costó casi 30 euros por persona por una semana, son unos m***, nos cogieron el documento y nos amenazaron con la policía si no pagamos 35 euros al instante por persona.
    Nos cogieron del brazo y nos hablaron fatal al saber y ver que éramos españoles.
    Unos p*** ladrones

    Responder
    • Qué situación más desagradable! Hemos leído de muchos casos así.
      ¿Llegasteis a pagar “la multa”? ¿Os dieron la opción de pagar en tarjeta o exigían efectivo?
      Esperamos que las autoridades parisinas corten esto pronto…

      Responder
  2. Ayer mismo me han multado en el metro de París al tener invalidado un ticket porque no había ninguna máquina en funcionamiento en la estación de entrada, una chica me ofreció colarme (llevo aquí dos días) y no tenía ni idea de que esto pudiera conllevar un problema de este tipo. Intenté explicar a los revisores en francés, inglés y español la cuestión, su tono de voz era amenazante (5 controladores vs yo y una amiga que estaba conmigo) tuvimos que pagar 50 euros de multa y por supuesto amenazaban con llamar a la policia si no se hacía en el momento, muy mal trato verbal, cero comprensión con el turista y si eres español prácticamente te multan por serlo.

    Responder

Deja un comentario