Bistrot Chez Rémy de Disneyland París

◕ Tiempo de lectura: 4 minutos

Inicio » Francia » Bistrot Chez Rémy de Disneyland París

Bistrot Chez Rémy es uno de los restaurantes de Disneyland París que más demanda tiene. Se encuentra en la zona de Worlds of Pixar, en el parque de Walt Disney Studios. Más concretamente le rodea toda una zona ambientada en la ciudad París y tematizada en la película de Ratatouille. El Bistrot Chez Rémy abrió sus puertas en 2014 y, si por algo destaca, es por su tematización. Te contamos todos los detalles del restaurante más popular de Disneyland París.

La ambientación

La tematización del Bistrot Chez Rémy es francamente alucinante. Cuando entras te recibe un salón muy señorial, decorado con cuadros que no debes pasar por alto si has visto la película de Ratatouille: el premio Chef Gusteau Tenedor de Oro o la crítica de Anton Ego, entre otros.

Bistrot Chez Rémy

Justo antes de entrar al gran salón del restaurante, la persona que te acompaña a tu mesa, te explica que vas a encogerte al tamaño reducido de una rata. Una vez entras, las baldosas del suelo que antes tenían un tamaño normal, cambian para ser enormes. Toda la decoración está hecha a gran escala para simular tu reducido tamaño: platos, tenedores, botellas de vino, corchos que sirven de taburete… Cada detalle está cuidado a la perfección.

Bistrot Chez Rémy

Como curiosidad, al fondo del restaurante hay una cristalera a través de la cual podrás ver a las personas de la atracción Ratatouille bajándose . Es verdad que está un poco oscuro y que deberás fijarte bien, pero ahí están. Y sí, ellos te ven a ti.

El servicio

El Bistrot Chez Rémy es un restaurante de servicio en mesa, que funciona a través de un menú cerrado con elección de opciones. Por eso, tendrás asignado un camarero que te acompañará durante toda tu experiencia y será el encargado de tomarte nota y servirte los platos. Desde que entramos, las personas que nos atendieron en la entrada fueron muy amables, esforzándose por hablar español.

Una vez dentro de la sala, nos tocó una camarera muy maja también. Entendía bastante el español y también lo chapurreaba, por lo que valoramos positivamente que se esforzara en ello. Además, estuvo pendiente de nosotros durante todo el rato y, continuamente, nos preguntaba si estaba todo bien.

Y, por supuesto, tenían trona para bebés. En este caso, era una trona también tematizada en Ratatouille, estando Rémy en la parte de la espalda a modo de decoración. Eso sí, el tamaño de la trona era bastante igual a la trona de Mickey que te enseñé en nuestra experiencia en el Downtown Restaurant, por lo que el tamaño para un bebé de 10 meses es un pelín grande.

La comida del Bistrot Chez Rémy

Como os hemos comentado antes, el menú del Chez Rémy tiene algunas opciones para elegir. Cuando nosotros fuimos solo había dos opciones de cada, por lo que pedimos ambas opciones de entrantes, para probarlos. La ensalada estaba bien, pero quitando el huevo pochado, no tenía nada más especial. La sopa de tomate en sí estaba rica, aunque el sabor se hacía pesado a medida que te la ibas comiendo. Lo que no nos gustó mucho fue el queso, que amargaba bastante la sopa. Por cierto, el menú también incluía pan.

De segundo, nos apetecía el filete de ternera a la parrilla a los dos, así que nos pedimos el mismo plato (también había bacalao o un plato vegetariano). El filete iba acompañado con un ratatouille y patatas fritas.

El ratatouille es muy parecido al pisto de verduras y, normalmente, en Francia lo ponen a rodajas, pero aquí no. El filete estaba en su punto pero la verdad que el sabor no nos fascinó, se notaba que no era una carne de gran calidad. Las patatas que lo acompañaban eran unas patatas fritas de bolsa. Sí, de las congeladas, o al menos eso parecían por pinta y textura.

Finalmente, de postre había varias opciones entre las que podíamos elegir una única opción: sugerencia del momento, Mousse de chocolate, tiramisú, macedonia de fruta o tarta de manzana. Nosotros elegimos el tiramisú y la macedonia de fruta. La fruta no estaba muy buena, pero nos hacía el apaño para intentar comer algo de fruta durante el viaje. Eso sí, el tiramisú estaba bastante bueno.

Bistrot Chez Rémy

Precio

El precio del menú Émile, el que nosotros nos pedimos, es de 42€. Si quieres este menú, pero sin postre y bebida incluida, se llama Rémy y son 34€. Los niños pagan 22€. Te dejamos el menú oficial.

Si tienes plan de comidas, el Bistrot Chez Rémy acepta plan de comida plus, y te aconsejamos utilizarlo aquí porque es uno de los más caros en su categoría.

¿Cómo reservar en Bistrot Chez Rémy?

Reservar en el restaurante Bistrot Chez Rémy es bastante sencillo, aunque suele tener muchos problemas de ocupación. Una vez sepas que vas a visitar Disneyland París, y que esté abierta la agenda de reservas para tus fechas, te recomendamos reservar. Piensa que siempre estarás a tiempo de cancelarlo.

Puedes reservar a través de la aplicación de Disneyland® París o a través del número de reservas 912158130.

Conclusión

Tenemos sentimientos enfrentados con Bistrot Chez Rémy. Por una parte, es cierto que para nosotros es uno de los mejores restaurantes en los que podrás comer en Disneyland París (y el mejor de Disney Studios, aunque eso es fácil). Pero, por otra parte, no nos pareció que la comida fuera excepcional. El entrante nos pareció simple y con poca opción, el segundo plato está mejor pero sin más, y el acompañamiento de patatas de bolsa nos parece que no estaba acorde al precio.

Eso sí, creemos que lo que pagas en este restaurante es la ambientación. Nos parece una decoración muy cuidada y muy tematizada, que te hará creer que has encogido como si fueras un ratón y que estás dentro de la película Ratatouille.

A pesar del entorno, si sumamos la calidad y variedad de la comida, nos decepcionó la relación calidad/precio. Creemos que es un restaurante que está bien visitar alguna vez, pero no para repetir en cada visita a los parques.

Deja un comentario