Agrabah Café de Disneyland París

◕ Tiempo de lectura: 5 minutos

Inicio » Francia » Disneyland París » Agrabah Café de Disneyland París

Restaurant Agrabah Café es uno de los restaurantes de Disneyland París. Se encuentra en la tierra de Adventureland de Disneyland París. Más concretamente en la zona de Aladdín y las mil y una noches, justo en frente de «El pasaje encantado de Aladdin». Abrió sus puertas en 1999, y si por algo destaca es por su tematización. Te contamos todos los detalles del restaurante más exótico del parque Disneyland.

La ambientación

Sin duda la ambientación del Restaurant Agrabah Cafe está muy lograda y es uno de sus puntos fuertes. Está tematizado en la película de Aladdín y las mil y una noches, concretamente en la ciudad de Agrabah. Aunque esta ciudad, situada en el desierto de Arabia, es ficticia, está inspirada en los paisajes de Jordania y, por lo tanto, arquitectura y decoración árabe.

Fuente: Disneyland® París

Desde la entrada parece un pequeño restaurante, pero a medida que vas entrando, pasas por diferentes salas, cada una diferente y especial: con más luz natural, con luz tenue mediante lámparas, cristaleras de colores, arcos perfectamente recreados…además de toda la decoración por encima de toda esa construcción.

El servicio

Es un restaurante tipo buffet, en el que puedes comer todo lo que quieras (¡y tu estómago pueda!). Actualmente, el mostrador tiene todos los platos y tú te levantas de la mesa y coges la comida que deseas. Por eso, ahora realmente el servicio que te atenderá será mínimo.

En la entrada del restaurante deberás dar el nombre de la reserva, o preguntar si tienen mesas disponibles. Una vez te toca, puedes entrar a una pequeña sala donde deberás pagar. Allí te asignarán un camarero que te acompañará hasta tu mesa.

La trona en Agrabah Café

En este punto nosotros nos topamos con un primer percance: nos dijeron que teníamos que dejar el carrito de nuestra hija en una zona habilitada para ello. Vale, ningún problema. Sacamos a la peque, cogimos nuestras cosas, etc. Acto seguido, vamos a entrar y la camarera nos dice (solo hablaba francés) que no tienen tronas para bebés tan pequeños (10 meses). Volvemos al carrito, colocamos todo, intentamos volver a dejar la peque sentada, porque el carrito va a ser su silla en la mesa. Entramos.

Cuando nos íbamos vimos cómo era la trona: exactamente la misma que habíamos utilizado esa mañana en el hotel y que, puede ser que fuera un poco grande, pero no era para tanto.

Fuente: Disneyland® París

En la mesa

Cuando nosotros estuvimos, en Agosto de 2021, era un menú de servicio en mesa, debido a las restricciones de la pandemia. No sabemos si fue mala suerte por la ubicación de la mesa o si les debimos caer mal, pero nos ignoraron durante toda la comida. Hasta el punto que una mesa cercana empezó más o menos como nosotros, comió y se fue cuando a nosotros nos estaban trayendo los platos principales.

Desde que nos sentamos, el entrante tardó unos 20 minutos en llegar, y eso que era el mismo para todas las mesas. Al traerlo le recordamos que no teníamos bebidas, y en ese momento al menos sí que fueron rápidos en traerlas. Después tuvimos que decir a tres camareros distintos la selección del único plato (entre dos) que podíamos elegir. Cansados de esperar y enfadados, le dijimos a uno de ellos que lo habíamos pedido varias veces y seguíamos allí esperando. Una experiencia pésima.

La comida del Agrabah Café

Como hemos comentado antes, en el momento en el que nosotros fuimos al Restaurant Agrabah Café, solo podíamos pedir un menú, en el cual el entrante y el postre eran fijos, y únicamente podíamos decidir si queríamos un cuscús de marisco (Seafood) o un cuscús de carne (Royal). Por eso, nuestra experiencia gastronómica estaba muy limitada.

El entrante estaba formado por una selección de muestras de platos fríos: aceitunas, zanahoria con canela, hummus, garbanzos con curry, arroz con lentejas, verduras y un cuscús. De todo esto, lo que más nos gustó fueron las aceitunas, el hummus, la zanahoria con canela (a Ismael) y los garbanzos curry (a Raquel). Para nosotros, la calidad de los entrantes la encontramos justita, y es que no recordamos ni uno de ellos con una pizca de sonrisa en la cara.

Agrabah Café

Continuamos con los platos principales de nuestra experiencia en Agrabah Café de Disneyland París®. Cada uno pidió una de la opciones, para tener más opciones de probar la comida del restaurante y compartirlos.

Pues bien, con un plato habríamos comido perfectamente los tres. Aunque en la foto no se aprecien, los platos era enormes, habiendo toda una base de cuscús y por encima los ingredientes de cada uno de los cuscús. El cuscús Royal (de carne) estaba bastante rico de sabor, pero sin más; mientras que el cuscús de marisco era una combinación un poco menos agradable de sabor y se hacía bastante aburrido. Por lo tanto, a pesar que no nos desagradaron, tampoco nos pareció que fuera una comida a recordar.

Finalmente, de postre ponían un variado de dulces árabes. Entre ellos había algunos mejores y otros peores, aunque generalmente bastante logrados. Eso sí, son muy dulces, así que si no te gusta mucho el dulce, posiblemente no serán de tu agrado. Aún así, por probar que no sea.

Agrabah Café

Precio

El precio del buffet libre es de 36€/adulto (con una bebida fría o un agua mineral) y 19€/niño (con un agua, un zumo o leche). Recuerda que los niños son los que comprenden las edades entre 3 y 11 años. Los menores de 3 años no pagan.

Si tienes plan de comidas, este restaurante acepta plan de comida estándar, por lo que si tienes un plan de comidas plus, estarás «perdiendo dinero» al gastar una comida en Agrabah Café.

¿Cómo reservar en Agrabah Café?

Reservar en el restaurante Agrabah Café es bastante sencillo, y no suele tener muchos problemas de ocupación, siempre y cuando lo reserves unas semanas antes de tu viaje. Días antes puedes encontrar sitio pero a horas tardías, especialmente los fines de semana.

Puedes reservar a través de la aplicación de Disneyland® París o a través del número de reservas 912158130.

Conclusión sobre Restaurant Agrabah Café

Teníamos las expectativas altas debido a las buenas críticas que rodeaban a este restaurante, pero creemos que fuimos en uno de sus peores momentos. Al menos, como menú cerrado no merecía la pena su precio. No tuvimos variedad de comida, la comida no nos fascinó, y si le sumas un mal servicio, para nosotros fue una mala experiencia.

No obstante, como algunas condiciones que desfavorecieron nuestra experiencia, ahora mismo han cambiado (buffet libre), cuando volvamos a Disneyland París, volveremos para probarlo en su normalidad. Esperemos que eso se sume a un buen servicio y podamos cambiar nuestra opinión.

Deja un comentario