Qué ver en Menorca

◕ Tiempo de lectura: 11 minutos

Inicio » España » Menorca » Qué ver en Menorca

Situada en el Mar Mediterráneo, la isla de Menorca es una de las joyas de la corona del turismo en España. Destino principalmente familiar, en esta isla Balear podrás encontrar decenas de kilómetros de playas, pueblos encantadores y con mucha historia, y un Camí de Cavalls que hará las delicias de los excursionistas más exploradores. Menorca es un destino ideal si buscas una isla de tranquilidad, nada masificada, y además con una rica oferta gastronómica. Por supuesto hay muchas cosas que ver en Menorca y, como buen menorquín que soy, he curado una lista de las mejores sitios y experiencias por vivir.

Ciutadella, un imprescindible que ver y visitar en Menorca

Puerto de Ciutadella, de lo mejor que ver en Menorca

Situada en el oeste de la isla, Ciutadella es una tranquila ciudad con un centro histórico que hay que ver si vas a Menorca. Tanto de día como de noche ofrece un ambiente muy interesante, tiendas y multitud de restaurantes. Algunos de los enclaves históricos que hay que ver son: la Catedral de Santa Maria, la coqueta calle comercial de Ses Voltes, la plaza des Born con su obelisco central y el Ayuntamiento, el Monasterio de Santa Clara o la Torre de Sant Nicolau. Y, por supuesto, visitar su precioso puerto en el que encontrarás unos restaurantes de calidad, en algunos de cuales podrás disfrutar la famosa caldereta de langosta.

Si visitas Ciudadela en junio, debes saber que los días 23, 24 y 25 la ciudad se encuentra inmersa en sus tradicionales y famosísimas Fiestas de Sant Joan, en las que se celebra el tradicional Jaleo en la que los caballos y jinetes salen para realizar saltos en medio de la gente, entre muchos otros actos y eventos.

Es un momento muy recomendable y una de las mejores cosas que ver en Menorca, ya que a pesar de ser multitudinario, el ambiente es super especial y divertido. Si no tienes la ocasión de ir en esas fechas, debes saber que en el resto de pueblos de Menorca, se celebran fiestas similares durante todas las semanas de julio, agosto y parte de septiembre. ¡Ah! y no olvides tomarte la pomada (o gin amb llimonada) típica de las fiestas. ¡Salud!

En los alrededores de Ciutadella

Pont d’en Gil

Cerca de Ciutadella, en la urbanización de Cala en Blanes-Los Delfines, te recomiendo la visita a el Pont d’en Gil, una formación rocosa que se adentra en el mar, y que tiene una abertura que parece un puente.

Líthica, cantera de marès

Otra visita interesante para familias, o incluso si sale un día nublado, es la cantera de Líthica, las Pedreres de s’Hostal; en ella se extraían en el pasado piedras de marès (un tipo de arenisca común en las Islas Baleares con el que se construye mucho) y hace años quedó protegida, ya que tiene un alto valor paisajístico. Han quedado espacios muy chulos como los jardines, el laberinto, o las canteras antiguas que merece la pena ver si tienes tiempo.

Mahón, la capital

En el lado opuesto a Ciutadella, encontramos Mahón (o Maó en catalán), la capital de la isla de Menorca, y punto de entrada de turistas, ya que es aquí donde se sitúa el aeropuerto. Su centro merece una visita, ya que tiene una marcado estilo mediterráneo, teñido de rasgos británicos debido al dominio de éstos en la isla durante más de 70 años en el siglo XVIII.

Maó, la capital, un imprescindible que ver en Menorca
Plaça de la Constitució

No puedes irte de Mahón sin haber visto varios enclaves importantes, como la Plaça de la Constitució en la que encontrarás el Ayuntamiento de la ciudad de Mahón y la imponente Iglesia de Santa Maria, con uno de los órganos más grandes del mundo. Si tienes ocasión de escucharlo en funcionamiento por la mañana, no te lo pierdas.

A pocos pasos, se encuentra el Mercat des Peix. Como indica su nombre, es un mercado de pescados, pero que se ha reconvertido en una suerte de mercado gastronómico en la que te puedes tomar un vino menorquín con una variedad de tapas, entre ellas el popular queso mahonés.

Otras visitas interesantes, si tienes tiempo, son el Teatro Principal de Maó, el teatro de ópera más antiguo de España, que es realmente bonito por dentro; y el Museu de Menorca, situado en el Convento de Sant Francesc, referencia en la difusión pedagógica del paisaje y patrimonio cultural de Menorca.

El puerto de Mahón, de lo más bonito que ver en Menorca

Pero, por supuesto, si por algo destaca Mahón, es por su puerto. Este puerto, que es el segundo puerto natural más grande del mundo, es una de las mejores cosas que ver en Menorca. Con unas espectaculares vistas de la ciudad sobre los acantilados, ofrece un agradable paseo pegado al mar, a la vez que una gran variedad de experiencias gastronómicas que disfrutar. En verano, el ambiente es genial al atardecer y por la noche, ya que se peatonaliza la zona y suele haber música en vivo algunos días a la semana. Además, puedes disfrutar de las vistas del puerto desde las alturas en varios miradores que hay situados en la ciudad de Mahón, como el mirador de Sant Francesc, el de la Plaza Miranda, o el mirador del Pont des Castell en la Plaza Conquesta. Puedes situar todos estos miradores en el mapa superior.

En los alrededores de Mahón

Cales Fonts, el puerto de Es Castell

Cales Fonts, un puerto muy bonito que ver en Menorca

Cerca de Mahón encontramos el pueblo de Es Castell, el cual tiene un puerto muy coqueto llamado Cales Fonts, que en realidad forma parte del mismo puerto natural de Mahón. Es recomendable una visita nocturna para tomarse algo en alguno de sus variados bares y restaurantes. Por la mañana, es el primer sitio de España en el que sale el sol, así que tampoco es mal plan desayunar viendo el amanecer con la postal de fondo de los llaüts menorquines (pequeñas embarcaciones típicas de Menorca).

Albufera de Es Grau

A escasos 10-15 minutos en coche desde el núcleo urbano de Mahón encontramos el parque natural más grande de Menorca, la Albufera de Es Grau. Es una extensa área de más de 5.000 hectáreas muy rica en flora y fauna en las que hay varias rutas de exploración con puntos de observación de aves. Si bien no es un imprescindible, es una visita interesante para familias con niños, ya que se lo pueden pasar pipa; o bien para segundas o consecutivas visitas a la isla de Menorca.

Las playas de Menorca

Cuando uno piensa en Menorca, la primera imagen que viene a la mente son las playas paradisíacas, aguas turquesas, arena fina… y es que es así (mayormente). Muchas veces ansiamos con ir a destinos lejanos para disfrutar de la playa, pero en Menorca hay algunas de las mejores del Mediterráneo y del mundo.

En sus 216 km de costa, Menorca puede presumir de tener hasta 75 playas; pero eso sí, para todos los gustos, ya que no todas son de esa «arena paradisíaca», sino que hay algunas de piedras, de arena más oscura, o playas entre rocas. Algo bueno de las playas y calas, es que no están muy alejadas de los principales núcleos de población, máximo a 20 minutos de distancia.

En internet podrás encontrar multitud de rankings de las mejores playas de Menorca. Sin embargo, muchas de ellas están llenas de gente o tienes que madrugar para coger sitio. Por ello, voy a darte algunas recomendaciones personales:

Playas en zona Mahón y Sant Lluís

Ses Olles
Ses Olles
  • Es Grau
  • Sa Mesquida
  • Punta Prima
  • Ses Olles
  • Es Caló Blanc
  • Cala Rafalet
  • Cala Binidalí

Playas en zona Ciutadella y norte

Cala'n Brut
Cala’n Brut
  • Playa de Cavalleria
  • Cala Pilar
  • Cala Pregonda
  • Cala’n Brut
  • Algaiarens – La Vall
  • Son Xoriguer
  • Cala’n Turqueta

Playas situadas al sur de Menorca

Cala Macarelleta, de las mejores playas que ver y disfrutar en Menorca
Cala Macarelleta
  • Son Bou
  • Cala Mitjana y Cala Mitjaneta
  • Cala Macarella y Cala Macarelleta

Si quieres saber más sobre las playas de Menorca, cuáles son las más populares, más masificadas, alguna joyita oculta o infravalorada, consulta el siguiente post: Playas de Menorca (disponible próximamente)

Los faros, uno de los grandes atractivos que ver en Menorca

Incluir la visita a alguno de los siete faros que hay en Menorca siempre es una buena opción y son uno de los atractivos turísticos más visitadas en la isla. Como decía, existen siete, pero los siguientes cuatro son los más recomendables y que más valen la pena:

Faro de Favàritx, imprescindible que ver en Menorca

El Faro de Favàritx, el mejor faro que ver en Menorca

Situado en el entorno de la Albufera de Es Grau, es el más carismático y popular. Rodeado de un paisaje completamente diferente al resto de la isla, las piedras de pizarra que lo rodean hacen que parezca un entorno casi lunar. Su acceso está limitado en temporada alta, y solo se puede acceder en autobús, o bien se puede aprovechar y hacer un tramo de excursión de Camí de Cavalls que te lleva desde Es Grau hasta Favàritx.

Faro de Cavalleria

El Faro de Cavalleria

Es otro espectacular faro, situado en la punta más al norte de la isla. Entre unos acantilados de escándalo, este paisaje merece la pena ser visto. No pierdas la ocasión de acceder a una cueva que hay a la izquierda del faro, pues a los pocos metros acabarás en una ventanita (protegida) en medio de un alto acantilado, del que tendrás unas espectaculares vistas del mar, en ocasiones muy embravecido. Se puede acceder en coche desde el municipio de Es Mercadal en un trayecto de unos 20 minutos.

Faro de Punta Nati

Faro de Punta Nati

A escasos 10 minutos en coche desde Ciutadella, encontramos el Faro de Punta Nati. Un faro muy bien conservado a pesar de estar en un entorno muy seco y a la merced de los vientos de tramontana que golpean con fuerza esta zona. Es frecuente desde aquí avistar la isla de Mallorca a lo lejos, y las puestas de sol aquí son preciosas precisamente por esto. Si das una vuelta por el terreno árido, encontrarás diversas construcciones llamadas barracas muy curiosas, de planta circular y que sirvieron para guardar al ganado.

Far de Artrutx, que ver en Menorca

Far d’Artrutx

Y también en Ciudadela, pero en el extremo sur en la urbanización de Cala en Bosc, encontramos el coqueto Far d’Artrutx. Desde aquí también podrás disfrutar de unas preciosas puestas de sol con la isla de Mallorca al fondo, además aquí tomándote una copa en el bar que hay en la parte inferior del faro.

El resto de faros de la isla, o bien no presentan nada especial (Far de sa Farola y el Faro de San Carlos) o no se puede acceder a ellos, como es el caso de el Far de l’Illa de l’Aire, que está situado en una isla inaccesible en frente de la playa de Punta Prima (en el municipio de Sant Lluís).

Binibeca Vell, un imprescindible que hay que ver en Menorca

Si hay un destino muy popular en Menorca, ese es Binibeca Vell, un pequeño poblado situado en el municipio de Sant Lluís. Se trata de una urbanización (habitada) construida en los años 70 que trata de emular a los antiguos pueblos de pescadores, con pequeñas casas encaladas y con estrechos pasadizos que conforman un laberinto de callejones muy fotografiable.

Binibeca Vell, lo mejor que ver en Menorca

Perderse entre sus calles, visitar el embarcadero, o contemplar la puesta de sol y el atardecer rojizo encendiendo las casas blancas, son un plan perfecto para acabar el día. Existen varios restaurantes populares, como Sa Musclera, especializado en mejillones y tapas; y está muy de moda Bambú Menorca, un resturante/club con una ubicación inmejorable, y un ambiente muy cool.

Fornells, un puerto con mucho encanto y mucha langosta

En el norte de la isla encontramos el pueblo de Fornells, uno de los mejores sitios que ver en Menorca, pero sobre todo uno de los mejores sitios en los que comer. Distribuido alrededor de una gran bahía, Fornells es una preciosa y tranquila estampa marítima, de casas bajitas y encaladas, un ritmo pausado y sosegado, únicamente alterado por el ir y venir de los turistas en plena temporada.

Fornells destaca por ser la referencia en las famosas calderetas de langosta. Pero, también puedes encontrar la langosta de otras maneras: frita con patatas y huevos, a la plancha, con arroz caldoso… La langosta que se pesca aquí es única y es garantía de que la sirven fresca. Eso sí, prepara 70€ por persona porque ronda ese precio.

La Cova de’n Xoroi, un clásico para disfrutar

Cova de Xoroi, que ver en Menorca

La Cova de’n Xoroi (Cueva de Xoroi) es una icónica cafetería-discoteca que está emplazada en un acantilado en la costa sur de Menorca. Su ubicación y las espectaculares vistas al mar hacen que este lugar sea inmejorable durante el atardecer.

De hecho, es un sitio especialmente popular para ver la puesta de sol, por lo que te recomendamos ir pronto y coger tus tickets de tarde-noche para poder ir durante esas horas. Y es que una vez entrada la noche, la Cova de’n Xoroi se convierte en una discoteca con un ambiente muy chulo, ya que al estar dentro de una cueva en altura, rodeada de mar y con muchos recovecos, hace que el rollito sea especial.

Fortaleza de la Mola, historia de Menorca

fortaleza de la Mola

Volvemos hacia Mahón, puesto que si nos dirigimos al extremo más oriental de la isla, nos encontramos con una super fortaleza militar llamada La Mola, o Fortaleza de Isabel II. Esta gran fortaleza tan bien conservada se construyó en la entrada del puerto de Mahón debido a su importancia militar estratégica en el Mar Mediterráneo. El objetivo de esta fortaleza fue proteger la isla de potenciales invasiones aunque finalmente no fue necesario que entrara en acción. Es una visita muy entretenida para entender la historia de la isla, muy rica debida a sus múltiples invasiones por parte de franceses, ingleses y españoles, que se la disputaron por su emplazamiento ideal para el control del Mediterráneo.

Cañón Fortaleza La Mola

La visita a la fortaleza se puede hacer en unas dos horitas. La entrada general cuesta 8€ o 4€ para niños. También se ponen a disposición, bajo pago, audioguías y bugguies, una buena opción para recorrer el último tramo de la visita exterior que se puede hacer más pesada. Sin duda, es una de las mejores cosas que ver en Menorca si tu plan es más familiar.

Descubrir la Menorca prehistórica

Talaiot de Trepucó
Talaiot de Trepucó

En la isla encontramos cantidad de construcciones Talayóticas, unos vestigios prehistóricos megalíticos de más de 4.000 años de antigüedad y que podemos encontrar en forma de Talaiots, unas enormes construcciones circulares; y las Taulas, unas gigantes rocas dispuesta en forma de ‘T’. Son una visita muy interesante sobre todo si tienes niños, ya que les va a causar mucha curiosidad. Hay varias ubicaciones donde encontrar restos talayóticos, pero los más grandes e interesantes son:

  • Torralba de’n Salort (Alaior)
  • Torre de’n Galmés (Alaior)
  • Poblat de Trepucó (Maó)
  • Sa Naveta des Tudons (Ciutadella)

Camí de Cavalls, perfecto para los excursionistas

Otro de los planes interesantes que hay que hacer en Menorca para poder disfrutar al máximo de su naturaleza y paisajes, es recorrer algún tramo de su famoso Camí de Cavalls. Es un recorrido formado por senderos que rodean la isla, con más de 180 kilómetros de longitud, y atraviesa preciosas estampas de playas, zonas de pasto, y algún tramo urbano en Mahón o Ciudadela. Prepara un buen calzado en la maleta, porque no puedes irte de Menorca sin realizar algún tramo de este precioso Camí de Cavalls. Personalmente, recomiendo los dos tramos siguientes:

  • Es Grau – Favàritx: perfecto para conocer la naturaleza de la Albufera de Es Grau, encontrarte con la curiosa Illa de’n Colom, dos preciosas calas (Cala Tortuga y Cala Presili) donde darte un bañito, y finalmente llegar al precioso faro de Favàritx.
  • Cala Galdana – Cala en Turqueta: una de las más bonitas por las espectaculares vistas del mar que se funde con el cielo y de las calas de Macarella y Macarelleta; además, es un recorrido bastante fácil y con poco desnivel.
Camí de Cavalls

En la siguiente página web podrás encontrar una información más detallada de cada una de las 20 rutas, con su dificultad y tiempo medio: Camí de Cavalls. Además, hay algunas empresas que ofrecen hacer parte de su recorrido en caballo, una opción muy bonita para plantearse.

La montaña de el Toro, las mejores vistas que puedes ver en Menorca

A pesar de ser una isla bastante plana, Menorca tiene una montaña en el centro con 358 metros de altitud. Tras unas serpenteantes curvas de subida desde el municipio de Es Mercadal, llegamos a la cima de Monte Toro, una cima desde la que podremos observar la totalidad de la isla, y si las condiciones son óptimas, la silueta de Mallorca.

En Monte toro podrás encontrar el Santuario de la Virgen de Monte Toro, la patrona de los menorquines, y un bar restaurante con una terraza con unas vistas brutales. Monte Toro es una visita corta que no puede faltar en tu itinerario. Las vistas desde ahí arriba son de lo mejorcito que ver en Menorca, y así te llevarás un bonito recuerdo de Menorca desde las alturas.

Sin duda Menorca ofrece planes para todos los gustos, siempre con la premisa de un entorno tranquilo, ciudades y pueblos accesibles y fáciles de ver, una buena gastronomía y unas playas y naturaleza espectaculares; pero también visitas más culturales con los que poder realizar un itinerario adecuado a los más pequeños de la casa.

Y tú, ¿has estado ya en Menorca este año? ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿Echas en falta algo en este artículo? ¡Cuéntanos tus impresiones sobre Menorca! Y si aún no has estado, estaré encantado de resolver tus dudas.

Deja un comentario