Milán en dos días: itinerario y mapa

| ,

Inicio » Italia » Milán » Milán en dos días: itinerario y mapa

Milán es posiblemente la segunda ciudad más importante de Italia tras Roma, y creemos que suele estar bastante subestimada. Es verdad que otras ciudades tienen muchos más encanto y atractivo, pero pensamos que Milán no se queda nada atrás. En nuestro viaje a Italia, en el que recorrimos las cinco principales ciudades de Italia en tren, pasamos dos noches en Milán, y prácticamente un día y medio útil de turismo. Y es que es un destino que puedes ver fácilmente en una escapada de fin de semana. En el siguiente post vamos a contarte las cosas más importante que tienes que ver en Milán, en dos días, en forma de itinerario.

Además, te proporcionamos el siguiente mapa para que lo puedas utilizar en tu viaje o los preparativos de este.

Llegada y primer día

Nuestro vuelo salió desde Palma de Mallorca a las 10:40h, y sobre las 13:00h ya estábamos cogiendo un tren desde el aeropuerto Milán-Malpensa al centro. En aproximadamente una hora nos dejó en la grandiosa Estación Central de Milán.

Después de parar brevemente en nuestro hotel, ubicado cerca de la Estación, para hacer el check-in, nos dirigimos al centro de Milán. Concretamente, al barrio de Brera, donde podrás degustar tu primera comida italiana. Un restaurante popular al que fuimos en este barrio, y que te recomendamos, es el Nabucco, un sitio en el que podrás degustar la comida típica de Milán, como el osobucco o el risotto milanesa.

Parco Sempione

Una vez tengas la barriga llena, recomendamos hacer una visita al cercano Castello Sforzesco, donde encontrarás obras tan importantes como la Pietà Rondanini. También podrás aprovechar para pasar un rato y desconectar en el enorme Parco Sempione, al que podrás acceder desde el propio castillo.

Tras una visita de unas dos horas, nos vamos hacia la Piazza della Scala, lugar en el que podremos observar (y visitar si quieres) el famoso Teatro alla Scala. Desde ahí, aprovechamos para visitar la curiosa Casa degli Omenoni. Si tienes tiempo y te apetece, ahora puedes acercarte al cercano barrio de la alta moda conocido como Quadrilatero della Moda. Nosotros no fuimos porque realmente no nos interesaba ver calles repletas de tiendas de lujo inaccesibles para nosotros, por muy bonitas que sean.

galleria vittorio emmanuele, algo que puedes visitar en milán en dos días

Después, recorreremos y visitamos la Galleria Vittorio Emmanuele II para finalmente llegar a la gran Piazza del Duomo, en la que tendremos nuestro primer flechazo con el bellísimo Duomo de Milano. No te preocupes por verlo rápido, ¡que volveremos!

Por último, pero no menos importante, nos desplazamos hacia la zona de Naviglio Grande, en la cual se crea un ambientazo muy cool de after-works, bares y restaurantes. Podrás llegar cogiendo un tranvía desde el centro. O, si lo prefieres, andando como hicimos nosotros (unos 25-30 min) y así además irás viendo otras calles y lugares de Milán. De camino, visitamos el Arco di Porta Ticinese, en la Piazza Ventiquattro Maggio. Tras visitar un rato la zona de canales, puedes cenar por la zona o volver al centro por Via Torino, donde recomendamos muchísimo la pizzería Piz.

Segundo día

las terrazas del duomo, un imprescindible que ver en milán en dos días

Comenzamos el día madrugando para visitar el interior del Duomo de Milán y sus increíbles terrazas superiores. Esta visita te puede llevar unas 2 horas y media. Recomendamos que reservéis las entradas con antelación en su página web oficial.

Nuestro siguiente destino será visitar el centro y sus iglesias. Entre ellas, las increíbles Iglesia de San Maurizio al Monastero Maggiore y la Iglesia de Santa Maria presso San Satiro. Otras iglesias interesantes en el camino al siguiente punto de nuestra ruta son la Iglesia de Santa Maria delle Grazie (donde está el cuadro de “La Última Cena” de Da Vinci) y la Basílica de San Ambrosio.

IMGP2782

Como se te habrá abierto el apetito, toca comer. Otro sitio rico y recomendable es C’era una Volta una Piada, un restaurante de piadinas rellenas deliciosas.

Puedes cogerte la tarde libre para visitar otros museos de Milán como la Pinacoteca de Brera, visitar el Cementerio Monumental, o repetir alguna zona para profundizarla. Nosotros fuimos al Museo Leonardo Da Vinci y estuvo genial, muy recomendable. Coincidiendo con nuestro viaje, casualmente había una exhibición de Harry Potter en Milán y, como buenos fans, no nos la quisimos perder.

Para terminar la visita de Milán en dos días, recomendamos cenar en el barrio de Brera. Por ejemplo, en La Prosciutteria Milano Brera, una taberna donde comer enormes y baratas tablas de embutidos y quesos. Y si aún te queda hueco para el postre, y te alojas cerca de la Estación Central, un delicioso helado en Terra Gelato, ¡un tesoro escondido!

Como ves, Milán es una ciudad en la que puedes ver rápidamente lo más importante, aunque siempre puedas profundizar más. Si te ha gustado este contenido, o quieres preguntar alguna duda sobre Milán, por favor, déjanos un comentario.

Deja un comentario